Los conflictos que más comúnmente resuelven los abogados de familia

Comparte en tus redes

Una familia es, en pocas palabras, una unidad de convivencia. Todas las familias están formadas por dos o más miembros, que mantienen vínculos de parentesco o afinidad. No obstante, la convivencia entre ellos, a pesar de esa relación, no siempre es fácil. A menudo surgen problemas, que, por su naturaleza, son especialmente complicados de gestionar.

Para ayudar a solucionarlos, existe el Derecho de Familia, que une a todas las leyes que se promulgan para ayudar a la convivencia familiar. Por su parte, los abogados de familia tienen el objetivo primordial de resolver los conflictos de la mejor manera posible.

Ten en cuenta, sobre todo, que en este ámbito se entremezclan las leyes y los sentimientos. Por eso, los abogados de familia deben tratar, y tratan, sus casos con sumo cuidado.

Los conflictos más frecuentes del Derecho de Familia 

El Derecho de Familia es muy amplio: cubre multitud de aspectos vinculados a las relaciones familiares. Pero te podemos asegurar que los abogados de familia se encuentran más a menudo con una serie de conflictos determinados, entre los que destacan los siguientes:

  • Divorcios y separaciones.
  • Guarda y custodia de los hijos.
  • Pensiones de alimentos.
  • Liquidaciones de herencias.
  • Uniones de hecho.
  • Tutelas.

Los divorcios y separaciones

Dentro del Derecho de Familia, los divorcios y las separaciones son muy comunes. Se originan con la ruptura de las relaciones o de la comunicación entre los cónyuges, y puede acabar convirtiéndose en una dura batalla judicial. El papel del abogado de familia en este caso es crucial. Especialmente, debe aportar experiencia y empatía para comprender lo que se juegan las partes en conflicto.

La guarda y custodia de los hijos

En los casos de separación o divorcio, los padres y madres mantienen sus derechos y obligaciones con respecto a sus hijos menores de edad. Una de esas cuestiones es la custodia de los hijos, que puede decidirse de común acuerdo o por sentencia del juez. Se elige entre que recaiga en uno solo de los cónyuges o en los dos, mediante la llamada custodia compartida.

La pensión alimenticia

La pensión alimenticia se configura como la obligación que tiene el cónyuge que no tiene la custodia de contribuir al mantenimiento de los hijos con un pago mensual destinado a cubrir no solo los alimentos, sino también los gastos para la salud y la educación del menor.

Las liquidaciones de herencias

Es muy frecuente que surjan conflictos entre los herederos a la hora de aceptar el reparto de los bienes de una herencia. De todos ellos, el conflicto más habitual se da cuando, a pesar de haber aceptado la herencia, los herederos no consiguen ponerse de acuerdo para la partición de los bienes. En estos supuestos, hay que recurrir a los juzgados.

Las uniones de hecho

El matrimonio es la forma de unión más habitual, pero es cada vez más frecuente que las parejas opten por acogerse a la legislación sobre parejas de hecho. La situación jurídica de las parejas de hecho es bastante similar a la del matrimonio, aunque subsisten algunas diferencias. Por ejemplo, los derechos hereditarios en caso de fallecimiento o la pensión de viudedad.

Las tutelas

La tutela consiste en otorgar la autoridad a un adulto para velar por los intereses de un discapacitado o de un menor no emancipado. El tutor es nombrado por un juez y su responsabilidad termina cuando el menor es mayor de edad o la discapacidad finaliza.

Los conflictos relacionados con el Derecho de Familia son algo cotidiano. En todos ellos, tanto si acabas acudiendo al juzgado como si consigues llegar a un acuerdo con la otra parte, es esencial contar con abogados especializados en la materia, si quieres alcanzar los mejores resultados.

Consulta a uno de nuestros Abogados de Familia para saber qué procedimiento es el mejor en tu caso.

Recuerda que llamando al 605939305 o accediendo a tuAppbogado podrás recibir distintos presupuestos y elegir al abogado que estás buscando de forma rápida y sencilla.