¿Cuánto cuesta divorciarse en España?

Comparte en tus redes

No es en absoluto extraño que un matrimonio decida separarse o divorciarse. Desde 1981, se encuentra vigente esta posibilidad legal. Es más, desde el año 2005 está permitido el divorcio ante notario, más conocido como divorcio exprés.

En España, se divorcian o separan una media de 95.000 parejas al año. Por eso, es lógico que muchos se pregunten cuánto cuesta divorciarse en nuestro país. Pero no todos los divorcios son iguales: su coste varía en función de si los cónyuges llegan a un acuerdo o acaban en la vía judicial por no entenderse.

También debes tener en cuenta que no tiene las mismas implicaciones divorciarse que separarse. La diferencia esencial entre ambas figuras es que en la separación no hay disolución del matrimonio, mientras que en el divorcio sí. Sin embargo, en ambos casos se debe acordar todo lo relacionado con la organización familiar (especialmente respecto de los hijos) y establecer un convenio regulador.

Las diferentes clases del divorcio en España

Como ya sabes, el precio de un divorcio depende del tipo que se escoja. En concreto, se dan las siguientes modalidades de divorcio, de menor a mayor coste legal y administrativo:

  • Exprés.
  • Amistoso.
  • Contencioso.

Puede presentar la demanda de divorcio cualquiera de las partes, de forma unilateral o con el consentimiento del otro. Y, si es de mutuo acuerdo, hay que aportar el convenio regulador. A continuación, analizamos en detalle cada tipo de divorcio y su precio.

¿Cuánto cuesta un divorcio exprés?

Esta clase de divorcio permite agilizar los trámites del divorcio, reduciendo los plazos y los costes. Por eso, es la más económica de las tres.

Es posible utilizarla cuando los dos cónyuges quieren divorciarse, no hay hijos menores y el matrimonio ha durado más de 3 meses. No requiere justificar la separación ni realizar trámites judiciales. De hecho, no hace falta ni siquiera que participe un juez, ya que se hace ante notario.

El precio de un divorcio exprés suele ser de unos 500 euros para cada cónyuge.

¿Cuánto cuesta un divorcio judicial amistoso?

Bajo esta modalidad, los cónyuges también están de acuerdo en divorciarse. Al compartir el deseo de finalizar la unión matrimonial, pueden ser representados por el mismo abogado y procurador, por lo que resulta más económica y rápida que la opción contenciosa.

La factura del abogado en este caso es, de media, de entre los 500 y 1000 euros. Si los cónyuges desean recurrir a un procurador o a un notario, el precio aumenta en unos 150 o 50 euros, respectivamente.

Por supuesto, influye en el coste si hay hijos menores y si el convenio regulador que han acordado es complejo.

¿Cuánto cuesta un divorcio contencioso?

Al contrario que en la modalidad anterior, en esta los cónyuges no son capaces de llegar a un acuerdo sobre cómo organizar el divorcio y la vida familiar posterior. Por eso, el proceso es más lento y costoso, ya que cada cual cuenta con su propio abogado y procurador para defenderse.

Piensa que los honorarios del abogado se sitúan entre los 1000 y 2000 euros, según el caso. Además, hay que añadir los 500 euros del procurador o los 50 euros si se utiliza la notaría.

Aparte, suelen existir otros gastos adicionales:

  • Los informes periciales: pueden llegar hasta los 1500 euros.
  • La intervención del psicólogo infantil: si hay hijos, habrá que abonar otros 1000 euros.
  • Los recursos: si no estás conforme con la sentencia, deberás pagar unos 900 euros.

Ahora bien, cualquier divorcio contencioso puede pasar a ser amistoso si así lo desean las partes. Aunque, lamentablemente, esto no es lo más habitual. Sobre todo en los supuestos de divorcios contenciosos con hijos menores de edad, contar con abogados especializados en Derecho de Familia es lo mejor para garantizar un buen resultado.

Consulta a uno de nuestros Abogados de Familia para saber qué procedimiento es el mejor en tu caso.

Recuerda que llamando al 605939305 o accediendo a tuAppbogado podrás recibir distintos presupuestos y elegir al abogado que estás buscando de forma rápida y sencilla.